Diseño y experiencia de usuario

Un proyecto de diseño y desarrollo para web suele partir de una de estas dos situaciones; o la empresa quiere modernizar y optimizar un site antiguo o se pretende crear uno desde cero.

¿En qué consiste nuestro servicio de diseño y desarrollo para web y ecommerce?

El proyecto se estructura en varias fases que nos permiten conocer al cliente, sus necesidades y a partir de ellas trazar un plan de acción y de trabajo adaptado. Nuestro equipo de expertos en experiencia de usuario, interfaz de usuario, investigación cualitativa y cuantitativa, diseñadores de interacción y diseñadores gráficos desmenuzan cada parte del proceso de principio a fin.

Situación actual del proyecto (antecedentes, briefing de necesidades y objetivos)

Nuestro equipo pormenoriza cada uno de los objetivos del cliente con respecto al proyecto de forma detallada para determinar qué acciones y herramientas necesitamos para lograrlos. La comunicación debe ser fluida y sincera para establecer prioridades y metas reales

Investigación

Nos ponemos en marcha para detectar cómo los objetivos SEO deben estar en consonancia con el diseño para hacer posibles cambios y adaptaciones, sobre todo en migraciones de sites. Perfilamos la competencia, su entorno, el contexto del usuario y sus necesidades y motivaciones con respecto a la empresa, analizamos las tendencias y el mercado, así como la identidad visual del cliente, para potenciarla y guardar coherencia.

Contenidos

Con toda esta información analizada, organizada y priorizada, establecemos nuestros objetivos en cuanto a lo que queremos contar, pero con el foco puesto en qué podemos ofrecer al cliente: exponemos una propuesta útil, atractiva, atrayente, susceptible a ser compartida y que convierta al cliente en prescriptor de la marca. Sin hablar de más, pero sin caer en mera publicidad, buscamos los retos en el contenido.

Diseño

Tras la fase de investigación, el equipo de diseño comienza a trabajar la experiencia de usuario con la confianza de disponer de la cantidad de información necesaria como para realizar un estudio en el que se abarque la usabilidad, la navegación, el diseño responsive, los bloques o vídeos necesarios… del site.

Todo ello con el objetivo de optimizar al máximo la experiencia de usuario a través de la elaboración de workflows (flujos de trabajo), o lo que es lo mismo, la estructura del site: un árbol de contenidos basado en prototipos conceptuales que atraviesa diversas fases en las que la comunicación fluida con el cliente es fundamental para crear la estructura que mejor responda tanto a sus necesidades como a las del usuario.

En un inicio estos “workflows” están hechos a mano, a base de trabajo e interacciones van estilizándose a nivel estructural hasta que obtenemos exactamente lo que deseamos traspasar al formato digital, formato en el que plasmaremos la arquitectura de la información del site teniendo en cuenta múltiples factores basados en la experiencia de usuario.

Una vez finalizada la generación del workflow de la futura web, es necesario comenzar con el trabajo denominado “wireframe” que desembocará posteriormente en el más conocido User Interface, que consiste en el diseño, pantalla por pantalla, de cada una de las páginas del site definiendo la identidad visual y puliendo las diferentes versiones durante varias fases hasta lograr el diseño final, adaptado para tablet y para móvil.

Desarrollo

En esta fase el orden es fundamental, ya que se trata de una fase técnica, pero que repercute en la experiencia que tendrá el usuario en el site. Nunca experimentamos sin disponer de controladores de versiones, para asegurar el site del cliente y tener revisiones del mismo si fuera necesario. Es por ello que trabajamos en nuestros propios servidores hasta el momento de cambiar los proyectos de forma definitiva.

Combinamos metodologías de trabajo ágiles y tradicionales según el tipo de proyecto y lo que necesitemos desarrollar, ya que las ágiles nos facilitan la optimización de los proyectos para visualizarlos y detectar errores y las tradicionales, una base sólida de cada uno de los procesos para pasar de fase en fase sin problemas.

Nuestro foco es el usuario y su experiencia y por ello trabajamos pensando en el WPO (web performance optimization), que analiza y optimiza la web para reducir su tiempo de carga, y que además nos ayuda a obtener mejores resultados en SEO. Nuestro departamento está directamente relacionado con el departamento de diseño, pues el proyecto cuenta con fases dependientes entre ambos.

Organizamos un catálogo de contenidos y funcionalidades que dispone el site, relacionadas con las necesidades del cliente y a partir de ellas, se elabora la arquitectura de la información mostrada, para crear la estructura que mejor responda a las necesidades del usuario.

¿En qué me beneficia esta metodología?

No dejamos un cabo suelto. Cada una de las fases (análisis de la situación actual, investigación, contenidos, diseño y desarrollo) compone un conglomerado de información útil, precisa y necesaria para crear lo que el cliente necesita en su página web, ya sea de nueva creación o migrada.

Ponemos el foco en el cliente, pero sin perder de vista lo que sus consumidores necesitan, para desarrollar una página web sólida, con gran usabilidad, implementada, con el diseño adecuado y las herramientas optimizadas.

 

El cliente consigue, además de un diseño superior a la media, un site que responde cada una de sus necesidades, rápido y eficaz, además de diferenciado de su competencia.


¿podemos ayudarte en algo?

Contacta con nosotros

¿Crees que podemos ayudarte con tu próximo proyecto?





Valencia