Post-WelcomePack

Cómo enamorar a las nuevas incorporaciones

10 febrero, 2020 Destacados No hay comentarios

Meta4, especialista en soluciones para la gestión y desarrollo de RRHH, ha seleccionado ocho de las tendencias que van a tener un mayor impacto en el sector de los recursos humanos y que, según las investigaciones y los expertos de esta área, formarán parte de la vida de las personas en los próximos años.

¿Quieres saber más? En este post vamos a centrar toda nuestra atención en una de ellas.

 

Experiencia del empleado

En este contexto, Meta4 insta a toda compañía que quiera progresar y mejorar su productividad a tener en cuenta el feedback de todos sus profesionales, escuchándolos y, posteriormente, asegurándose de que estos perciben las acciones que se llevan a cabo como resultado de sus aportaciones.

 

Cómo lo hacemos en Okisam 

Tal y como dijo el escritor, poeta y dramaturgo irlandés Oscar Wilde, “Nunca hay una segunda oportunidad para causar una primera buena impresión”. 

Y con esta clara premisa, que nunca hemos perdido de vista, hemos intentado mejorar la experiencia de las nuevas incorporaciones en nuestra agencia.

Sabemos que casi el 25% de las personas que se incorporan a una empresa, se marchan a los 3 meses. 

Por ello, si queremos reducir este porcentaje, una de las claves principales es trabajar adecuadamente el proceso de onboarding

Que la persona se sienta ubicada y bien acogida, forma parte de la buena adaptación del nuevo empleado, minimizando el riesgo de fuga. 

Después de todos los esfuerzos realizados en el proceso de selección, no debemos perder de vista el proceso de Onboarding.

Tras el flechazo inicial que nos ha regalado Cupido, es momento de seguir enamorando a nuestro empleado desde el primer día.

 

¡Toma nota! Seis pasos que te llevarán del flechazo al amor verdadero

 

1.- Mail bienvenida

 

Unos días antes de que el nuevo empleado se incorpore, le mandamos un mail desde RR.HH o su responsable directo. 

El contenido en este caso es sencillo, darle la bienvenida de manera oficial y facilitarle el que será su correo corporativo.

Podemos incluir incluso una frase motivadora, una foto del equipo, o cualquier cosa que se nos ocurra que haga que la nueva incorporación, sienta que estamos muy ilusionados porque pase a formar parte de nuestro equipo.

 

2.- Las primeras horas

 

Debe estar todo debidamente estructurado y organizado. Tenemos que tener su agenda al completo, para que no se sienta perdido ni desubicado.

Normalmente debe reunirse a primera hora con RR.HH para realizar todos los tramites y papeleos: firmar el contrato, LOPD, etc.

Conocer el organigrama de la empresa, su estructura, quién es quién, presentación personal de todos y cada uno de los compañeros. 

Hablar de su jornada laboral, procedimientos corporativos internos, presentarle la cultura y los valores de la empresa.

 

3.- Welcome pack

 

Nos encanta ver la cara de ilusión de nuestro compañero, cuando al llegar a su puesto de trabajo…

¡Ta ta ta chan! 

Encuentra una caja con una tarjeta de bienvenida y algunos enseres que le harán la vida más cómoda en la oficina. 

Libreta, bolígrafo, taza, botella, incluso unos dulces, que hacen que nazca su primera sonrisa inesperada. 

Esta es otra manera de hacerle saber lo comprometidos que estamos con su incorporación.

 

_welcomepack2 (1)

 

 

4.- Formación

 

La primera semana, prácticamente, debería estar de oyente. Viendo como se trabaja, entendiendo y conociendo las herramientas que vaya a tener que utilizar en su día a día.

Asistiendo a diferentes reuniones internas para entender los procesos entre los diferentes departamentos.

 

5.- Feedback inicial

 

Mantener reuniones iniciales en las que pueda darnos el feedback de cómo se siente, tanto en la empresa en general, como en su puesto en particular.

Podemos, incluso, pasar un cuestionario para que pueda reflexionar mejor que en una reunión y darnos más datos.

Todo esto hace que el empleado sienta que su opinión es valiosa para la mejora y evolución de la empresa.

 

6.- Feedback continuo

 

Nunca debemos dejar de escuchar a nuestros compañeros. 

De manera formal, deberíamos establecer reuniones de seguimiento en las que tengamos la oportunidad de saber de primera mano qué cosas debemos mejorar en la empresa. 

Y tal y como nos señalan en el estudio de Meta4, no hay mejor recompensa emocional para un compañero: que sus aportaciones se tomen en cuenta. 

Todos nos sentimos más implicados cuando ante una sugerencia por nuestra parte se valora, se evalúa y se lleva a la práctica consiguiendo mejorar algún aspecto de la organización. 

 

Lo que vemos cambia lo que sabemos. Lo que conocemos cambia lo que vemos” J. Piaget

 

Deja un comentario

El email es obligatorio pero no será visible para el público.

¿podemos ayudarte en algo?

Contacta con nosotros

¿Crees que podemos ayudarte con tu próximo proyecto?





Valencia