base-jumping-over-the-snowed_1920x1080_793-hd

Cinco cosas que nos hubiera gustado saber cuando empezamos con el marketing digital

21 noviembre, 2014 Diseño y Desarrollo web, Marketing Lead No hay comentarios
9 Shares Twitter 3 Facebook 0 LinkedIn 4 Google+ 2 Pin It Share 0 StumbleUpon 0 9 Shares ×

Si cuando comenzamos a trabajar en el mundo del marketing y la publicidad alguien nos hubiera dicho ciertas cosas, seguro que nos habríamos evitado problemas y no habríamos dado tantos rodeos para conseguir lo que queríamos. Hoy os compartimos algunas de esas pequeñas cosas que nos ha enseñado la experiencia en este sector;

1) NO HAY VARITAS MÁGICAS

Puede que alguien te prometa que si haces X, pasará Y, para dar paso a Z, sin margen de error. Pero no es cierto. En marketing, no hay reglas infalibles, ni estrategias demoledoras que consigan que los clientes y las marcas se encuentren, se amen y dure todo para siempre. Hasta Nike, Adidas, Coca Cola o Apple se pegan batacazos con sus estrategias y campañas, ¿cómo no íbamos a hacerlo nosotros?De esto hemos aprendido que en ningún caso hay que confiar a ciegas en una manera de trabajar y mucho menos, hacer creer al cliente que va a conseguir lo que quiera con nuestro método irresistible. Quien te lo cuente te está mintiendo. Y terminamos mintiéndonos primero a nosotros y luego, a quien nos da de comer, porque verán cómo todo fracasa.

2) EQUIVOCARSE NO ES MALO

En muchas ocasiones no hemos tratado como tocaba a un cliente, hemos entregado mal un trabajo o hemos recibido críticas que no hemos encajado bien. Nos puede pasar una vez, pero intentamos que dos no, porque hemos aprendido que no debemos escapar de los errores, sino enfrentarnos a ellos para que no vuelvan a ocurrir.Si te equivocas, al menos estás intentando hacer cosas. Es la única manera de saber si vamos por el buen camino. Es la única manera de aprender que no somos infalibles. Es la única manera de tachar un método de la lista e ir a por otro. No hay que deprimirse, ni hundirse, ni creer que se acaba el mundo. Lo único que podemos permitirnos es analizar bien lo que ha pasado, detectar qué ha fallado, averiguar cómo hacer para que no vuelva a pasar y apuntar esa enseñanza en nuestra cabeza.

3) HAY QUE EDUCAR A LOS CLIENTES

A todos nos ha pasado alguna vez. Hemos acostumbrado a los clientes a estar siempre disponibles, a mantener largas conversaciones por teléfono sobre cualquier detalle, a contestar a correos electrónicos banales con la inmediatez de una urgencia, a cubrirles más servicios de los que pagan y a recibir sus críticas sobre marketing o programación como si tuvieran formación o experiencia en el tema.Y ese no es el camino. Hay que educar a los clientes y transmitirles la idea de que cuanto menos hablemos por teléfono con ellos (y con el resto), más tiempo pasamos trabajando. Cuantas más veces nos interrumpan, menos podremos concentrarnos y sacar adelante un proyecto creativo interesante. Así que hay que intentar atenderles cuando podemos, dedicar mucho tiempo al teléfono cuando hay un problema real y mandar mails solo cuando es necesario.

4) O BIEN O YA O BARATO

Cuando comenzamos creíamos que íbamos a ser capaces de todo. Ofrecer un buen servicio en el mínimo tiempo posible y con un precio competitivo. Y no. Eso no puede ser. De esas tres variables siempre falla una y no vale la pena romperse la cabeza para que así sea, porque estaremos dejándonos la vida por un imposible.El cliente que paga poco y lo necesita ya recibirá un trabajo malo. El cliente que paga poco pero quiere un buen trabajo, deberá esperar. Y quien quiere calidad y no tiene tiempo para esperar pero sí dinero, tendrá que pagarlo. Y así con todo. Luego está el cliente que quiere un buen trabajo y acepta el precio que le ponemos a un trabajo de diez, pero creemos que solo existe en nuestros sueños, porque lo hemos visto pocas veces. Es normal debido al ritmo de trabajo que tenemos todos, pero debemos hacernos a la idea de que es así y sobre todo, transmitírselo al cliente.

5) LAS TENDENCIAS ESTÁN PARA CAZARLAS

Esperar a que nuestra competencia pruebe lo nuevo y se haga fuerte no entra dentro de nuestra costumbre. En ningún caso debemos dejar de investigar lo nuevo, porque no sabemos si se va a consolidar y si vamos a llegar tarde a una nueva tendencia en el mercado. Es obligatorio leer blogs, ver conferencias y webinars, descargarse ebooks y hablar con colegas del sector para saber qué es lo que se está moviendo.Y probarlo. Quien no arriesga no gana y no queremos ver al de enfrente ser representante de esta nueva tendencia mientras nosotros nos quedamos atrás. Cuando montas una agencia es cómodo asentarse en una forma de trabajar y da seguridad ver lo que funciona, pero pronto hemos aprendido que solo nos sentamos y nos relajamos en el cine. Este trabajo implica cuestionar cada ciertos meses qué es lo que funciona y lo que no y adaptar nuestro trabajo a ello.

(Y UN EXTRA)

 No dejes nunca que nadie te ridiculice, ni te diga cómo hacer tu trabajo en algo que no tiene ni idea, ni que te grite día sí día no, ni que te exija como si te pagara una millonada y que luego te pague tres meses tarde. Lo más importante es que nunca te degrades como profesional y que tu valía y el respeto estén siempre encima de la mesa. El trabajo nos sirve para pagar las facturas, sí, pero no nos tiene que costar la salud.

9 Shares Twitter 3 Facebook 0 LinkedIn 4 Google+ 2 Pin It Share 0 StumbleUpon 0 9 Shares ×
Agencia Diseño Web 360 Okisam - Marketing online Valencia

Deja un comentario

El email es obligatorio pero no será visible para el público.

¿podemos ayudarte en algo?

Contacta con nosotros

¿Crees que podemos ayudarte con tu próximo proyecto?





Valencia